CFA Society Spain

A Member of the CFA Institute Global Network of Societies

​​​​​​​​​​​

 Borja Durán, CFA, CAIA

Esta vez tengo el honor de entrevistar a mi buen amigo Borja Durán, CFA, CAIA.

Borja era presidente de CFA Society Spain cuando yo ingresé en el Nominating Committee y posteriormente cuando pasé al Board of Directors. Siempre he tenido en él una referencia de cómo debe ser el presidente de una institución como la nuestra. Borja dejó la marca muy alta. ​

Pero además de haber sido un destacado presidente de CFA Society Spain, Borja tiene un brillante currículum como profesional de las inversiones además de como docente. También ha sido invitado a postularse en 2017 como miembro del Board of Governors de CFA Institute. Con el fin de no hacer de menos a ninguno de sus méritos, os recomiendo mirar su c-v en el siguiente enlace: http://www.wealthsolutions.es/mobile/secciones/equipowealth.php

Borja es el principal accionista y presidente de Wealth Solutions, EAFI, empresa que presta servicios de consultoría y asesoramiento continuado en gestión patrimonial para familias con grandes patrimonios, instituciones y Family Offices a nivel internacional. ​

Borja desde 2001 ha venido desarrollando funciones de dirección en empresas independientes de gestión patrimonial familiar hasta que con la entrada de MIFID I fundó Wealth Solutions en 2009 y hoy es un grupo de múltiples empresas con licencias regulatorias EAFI, SGIIC, Registered Investment Advisor, consultoría y  formación, en la que trabajan más de 50 profesionales, con clientes en 15 países de Europa y América.

 

Enrique Marazuela (EM): Muy buenas, Borja, y muchas gracias por todo lo que has hecho y por tus 16 años colaborando en CFA Society Spain y 4 en GIPS Spain. Pero en este caso eres tú, y no nuestra casa, el objeto de esta entrevista. Cuéntanos, por favor, cómo es tu encuentro con las finanzas y por qué te enfocas a ellas. ​

Borja Durán (BD): Llegué al mundo de las finanzas de rebote, pues nací en casa de ingenieros y sentía una cierta presión a continuar con la saga, pero tras 3 años de estudiar ingeniería decidí que las finanzas me gustaban más. Desde entonces he persistido en este sector, donde principalmente disfruto ayudando a familias e instituciones a alcanzar sus objetivos gracias a la gestión de sus inversiones. ​

 

EM: Antes de fundar Wealth Solutions trabajas de analista primero en Bestinver y después en Deutsche Bank, donde llegaste a ser en Londres Director Equity Research. Desde luego ha cambiado mucho el mundo del análisis. ¿Qué recuerdos tienes de aquella etapa? ¿Cómo ha cambiado el análisis de compañías en los últimos años? ¿Hacia dónde crees que se dirige?​

BD: Aquella época fue muy interesante y exigente. A los días les faltaban horas y siempre estabas rodeado de gente brillante que tenían tiempo para enseñarte. En aquellos momentos pensabas que con tu opinión podrías hacer más eficiente el mercado, y cerrar los gaps de valoración de la cotización de las compañías. Lamentablemente, y tras haber estudiado el Body of Knowledge del CFA Institute, te vas dando cuenta que los fundamentales en el largo plazo son la clave, pero que se pueden tardar años, o muchos años o incluso décadas para verse reflejados en sus cotizaciones. El efecto del sentimiento del mercado y los flujos pesan mucho más a medio plazo que los fundamentales.​

 

EM: En un cambio que muchos hicimos en aquellas épocas, pasaste de análisis a gestión, primero como Gestor Senior en Banco Santander y posteriormente como Director de Inversiones de InverCaixa SGIIC. Nuevamente te voy a pedir que rememores aquella época y nos indiques cómo ha evolucionado y cómo evolucionará la gestión, especialmente la activa. Y ya metidos en harina, ¿qué opinión tienes respecto al debate entre la gestión activa y la gestión pasiva?​

BD: Mi paso por Gesbansander se lo debo a mi buen amigo John Siska, CFA que fue el que me contrató y enseño muchas cosas. Unos años más tardes fuimos socios y disfrutamos esos años de colaboración.​

Teníamos un ambiente bueno y trabajamos pasándolo bien. Cosas de la vida, al poco tiempo de unirme a este equipo, el Banco Santander fusionó BSN con Gesbansander y se dieron cambios de posicionamiento y los "politics" que pasan en muchas fusiones, y mi funciones profesionales no se mantuvieron. De aquella decepción surgió donde estoy hoy. Con aquello aprendí que cuando las cosas no salen como tú quieres son oportunidades que te trae la vida al sacarte de tu zona de confort; te hacen dar el máximo de ti. ​

El paso del Sell-side al Buy-side es un paso que otros muchos han dado en sus carreras profesionales con el afán de poder usar ese conocimiento en las distintas carteras que supervisan y para poder implementar mucha de la experiencia acumulada. ​

Aquella situación me hizo reencontrarme con mis compañeros de DB España, con los que tenía una excelente química; todavía hoy nos seguimos viendo con el grupo de personas con los que pasamos grandes momentos. Entré en Invercaixa SGIIC, enfocada en la Renta Variable, sin que hubiera gestora, bróker, secretaria y casi oficina. En los 4 años que estuve, experimentamos un crecimiento espectacular en cuanto a negocio, equipo y ámbitos de actuación. Fue una magnífica experiencia y aprendí muchas cosas rodeado de grandes profesionales del sector financiero que hoy ocupan posiciones de liderazgo en muchas organizaciones de renombre. Como Director de Inversiones y Consejero de la Gestora pude conocer desde una buena perspectiva el mapa del sector financiero español.​

En cuanto a tu última pregunta respecto de la gestión activa y pasiva, los indicios que veo tanto por parte de los proveedores de servicios, de las familias de UHNW e instituciones y de los reguladores es que el mercado se va a polarizar hacia la gestión indexada mayoritariamente, y va a dejar en el otro extremo, un espacio pequeñito para los productos de valor añadido, tendiendo a eliminar progresivamente todo aquello que está por el medio. Hay mucha beta en el mercado disfrazada de gestión activa, y mucha supuesta alpha que, después de seguirla varios años, vemos que resta más que aporta.

 

EM: Y por fin llegamos a tu etapa de emprendimiento, cuando fundas Family Office Solutions en 2002 y Wealth Solutions en 2001. Ha sido un largo camino el que has seguido hasta llegar hasta aquí, pero es un camino de éxito. ¿Qué te lleva a dar el salto a crear tu empresa? ¿Qué es lo que te ha llevado al éxito? ¿Qué volverías a hacer y que evitarías hacer?​

BD: Te agradezco tus palabras, pero el éxito lo podremos "contar" cuando me retire o fallezca. Todos los días son especiales, con cosas buenas y malas, pero todos los días te das cuenta de lo vulnerable que eres. ​

Tras 10 años trabajando en el sector financiero, me faltaba algo, ponerme al lado de cliente para poder brindarles nuestro conocimiento en las distintas partes de su vida en las que les podíamos ayudar. Desde entonces hemos creado más sociedades en distintos ámbitos pero todas relacionadas con la gestión patrimonial familiar, y el equipo ha crecido mucho, con gente que en mi vida hubiera soñado estar trabajando. Es un lujo poder estar sentado en la mesa con gente tan capaz y comprometida.​

Lo de emprender no estaba en mi ADN a priori, no veía que fuera capaz, que tuviera las agallas de tirarme a la piscina y no sabía que lo iba a soportar. La verdad es que crear algo y que dure tanto tiempo, y que dé de comer a tantas familias incluida la mía, da un poco de vértigo por la responsabilidad que te genera.​

El primer paso fue incitado por algo que veía muy necesario y que nadie ofrecía. Me preguntaba, ¿por qué nadie ofrece este servicio tan necesario de asesoramiento independiente y familiar en lo referente a su patrimonio? Tras cinco años de trabajar duro, entendí que era por su falta de rentabilidad comparado con las otras actividades que se podían hacer en el mercado financiero. ​

Entonces decidimos centrarnos en nuestro nicho de manera muy especializada, 100% focus y solo en eso, y dejar de mirar, a derecha e izquierda, otras áreas financieras que eran muchas veces más rentables que la nuestra. Pero en aquella época pensábamos que si te centras en algo que genere valor y habiendo demanda insatisfecha eventualmente podrías escarbar un miguita en el suelo, un agujerito, y luego un poco más… hasta conseguir ganar experiencia, un volumen considerable y un conocimiento que podría escalarse para conseguir sobrevivir y pasarlo bien. ​

Los primeros años fueron muy complicados. El timing de salir al mercado es decisivo y nos apresuramos 7-10 años antes de la cuenta, pero siempre con la misma mentalidad de esperar a que la demanda se hiciera notar. Fue la crisis que empezó en 2008 lo que nos fue mostrando el camino que hoy seguimos. ​

Volvería a dejarme llevar por necesidades que son insatisfechas del mercado, y tendría más visión en los timings de lanzar un producto o servicio. Muchas veces hacemos las cosas cuando a nosotros nos viene bien, sin pararnos a pensar si el mercado está en ese momento listo para esa nueva idea. ​

Nunca podríamos haber llegado hasta aquí sin mucha suerte, aunque incluso con esto considero que lo que hemos hecho ha sido un milagro. Pero te digo una cosa Enrique, siempre que la suerte ha aparecido, te aseguro que estábamos trabajando sin esperarla. Considero que somos un equipo de gente muy normal, pero juntos y con ilusión conseguimos cosas extraordinarias. Para mí la clave la puedo resumir en 4 aspectos: ​

  • Focus; atarse como Ulises al mástil del barco para no dejarse atraer por los cantos de sirena,
  • Trabajo y dedicación generosa: como una madre que cuida a su bebé,
  • Cultura: las empresas no tienen alma ni cultura, son sus líderes quienes la transmiten. El equipo detecta cuando la motivación está más allá del dinero, cuando hay un fin que aúna los intereses de todos.
  • Gente: Apostar por los equipos, formales, darles oportunidades, tratarlos humanamente, ofrecerles carreras profesionales interesantes y tenerlos al tanto, genera espontáneamente un sentimiento de participación que es más fuerte que el mayor super pegamento del mundo. 


EM: Otro de tus rasgos es de la preocupación por la formación. Eres CFA charterholder desde 1997 y posteriormente obtuviste la certificación CAIA. Cuéntanos qué te ha aportado los estudios y el charter en tu carrera profesional. ¿Qué el lo que más valoras de la certificación? Y respecto de la acreditación CAIA, ¿qué te ha aportado que no te hubiera aportado previamente el CFA charter?

BD: El saber no ocupa lugar, y cuanto más aprendes más humilde te vuelves y más respetas a los demás. Todo el mundo tiene muchas cosas que aportar, por eso escuchar y aprender es uno de los dones más importantes del ser humano. La formación te aporta seguridad, serenidad y confianza en ti mismo, pero hay que usarla con cuidado, pues si no la usas en su medida te puede hacer muchos enemigos. 

Del CFA charter aprendí el esfuerzo, la dedicación que me supuso y el sacrificio en mis años jóvenes de no salir mucho a la calle. Me apunte al examen correspondiente al Level I de la certificación CFA en 1993. Siempre me ha ayudado a entender mejor las cosas de nuestro mundo financiero y a no detenerme, a aprender cualquier cosa nueva. Además, me ha aportado muchos amigos y conocidos del sector financiero.  
El CAIA lo estudié en 2013, ya con unos años más, con más experiencia y sin el ansia del CFA. Lo disfrute mucho, porque aprendías cosas que no se ven en el CFA y que me aparecían en mi vida profesional; como por ejemplo, Real Estate, Hedge Funds, Private Equity, inversiones financieras ligadas a seguros, derivados de crédito, commodities, etc.

EM: CFA Society Spain tiene mucho que agradecer a Borja Durán. ¿Cuándo empezaste a involucrarte en nuestra organización? ¿Cuál ha sido tu experiencia con nosotros? ¿Cómo ves nuestra organización en un futuro? ¿Y el CFA Institute? No te limites, por favor, Borja a mis preguntas, sino que te ruego que te explayes.

BD: A finales de los 80 conocí por primera vez lo que era CFA Institute y el Charter. En 1992, me apunte para hacer el examen de 1993. En 1996, después de conocer a John Siska, CFA y a José Luis Velasco, CFA me contaron sus ideas de crear el Chapter español, lo que me sorprendieron por su "commitment" con CFA Institute. En 1997 empezó a andar la organización española, y comencé a colaborar como voluntario para al poco tiempo incorporarme como Board member hasta el 2006, donde alcancé la vicepresidencia con Angel Santodomingo, CFA que era Presidente en ese momento, y en el año 2010 asumí la presidencia para en 2014 terminar con mi contribución a CFA Society of Spain. 
La experiencia ha sido magnifica, un privilegio lo que he aprendido en todos estos años, CFA Institute es una organización muy profesional en todos sus ámbitos, las amistades conseguidas y ver como la organización ha ayudado a hacer que los mercados sean más eficientes y justos para todos los participantes. 

En mi opinión, CFA Institute tiene mucho recorrido aún en el mundo, desde los mercados asiáticos a los latinoamericanos con cientos de miles de nuevos candidatos que se darán de alta en los próximos años, a alcanzar una mejor representación en Advocacy, si cabe, con los reguladores de los numerosos países donde está presente. Mifid II también le abre una nueva puerta para desarrollar certificaciones y mejorar los estándares del mercado europeo.

EM: ¿Qué libros, videos, podcasts, etc. nos recomiendas para seguir los mercados o para mejorar nuestras habilidades personales?

BD: Últimamente no leo mucho de mercados, menos ahora que han estado anestesiados con las políticas monetarias de los bancos centrales. Cada vez tengo menos tiempo de leer, pero el poco que tengo lo dedico a leer en cómo mejorar la cultura de la empresa, a RRHH, a estrategia empresarial. Desde hace 3 años, me gusta descubrir cómo los emprendedores de éxito han conseguido lograrlo y analizo sus formas de generar valor y generar grandes empresas de manera acelerada. 

EM: Y una última cuestión antes de entrar en tu faceta más personal. ¿Qué recomiendas a nuestros miembros más jóvenes de cara al desarrollo de su carrera profesional? ¿En qué se deben enfocar, qué deben considerar secundario, qué habilidades recomiendas potenciar, etc.?

BD: Creo que tienen que pensar que la información fluye por todos los lados, es imparable, por lo que deben enfocarse en ser íntegros y éticos. Más allá de aprender conocimientos técnicos. Un fallo de carácter técnico se arregla aprendiendo o experimentando, pero un fallo de carácter ético te perseguirá toda la vida, cerrando puertas delante de tus narices. 

EM: Pensarás que después de todo lo que hemos hablado en nuestras salidas ciclistas, no tiene sentido esta pregunta, pero esto es una entrevista para nuestros asociados. Cuéntanos tu parte más particular, aficiones -te dejo que te explayes con la tecnología, lecturas no profesionales preferidas, música favorita, etc-.

BD: En estos tiempos, todos tenemos poco espacio para las aficiones, pero una que disfruto mucho es hacer deporte con amigos, porque uno se lo pasa bien, hace deporte y habla con gente interesante durante horas. Además, es esos ratos de tranquilidad, la cabeza funciona mejor que en otra parte y son buenos momentos para aflorar las ideas buenas. 

También dedico tiempo a ver los avances de la tecnología, y cuanto más aprendo y más conozco, me impresiona más todo lo que está por venir. Y en especial en el sector financiero, que estamos peor que los "picapiedras". Creo que no es una opción, es una obligación personal y profesional estar al día e ir adaptando estos conceptos. Elementos como el big data, hadoop, inteligencia artificial, appis, etc., son vocablos que usamos a diario en nuestro grupo, donde un 20% de la plantilla es tecnológica, el departamento más grande con creces. Si no inviertes en tecnología y te adaptas culturalmente al medio, estarás fuera de juego en pocos años. Aunque dicho lo anterior, no te da ninguna opción de sobrevivir si no tienes el resto de los pilares bien definidos. 

EM: Muchas gracias, Borja, sobre todo porque si CFA Society Spain es hoy en día lo que es ha sido en gran medida gracias al entusiasmo que has puesto en este proyecto. Y muchas gracias por el continuo apoyo que recibo de ti en mi actual responsabilidad en la presidencia de esta casa tan querida para los dos. ​​