CFA Society Spain

A Member of the CFA Institute Global Network of Societies

​​​​​​​​​​​​​​

 Teresa Corzo, CFA

En este "Who´s who" damos un giro académico, ya que entrevistamos a la decana de la Facult​​ad de Ciencias Económicas y Empresariales de ICADE, Teresa Corzo, CFA.
Teresa es licenciada en Ciencias Empresariales por ICADE, doctora por la Universidad de Navarra, realizó una estancia postdoctoral en UCLA bajo la dirección del profesor Eduardo Schwartz, y trabajó como gestora de fondos de inversión en Renta 4. Y además de todo lo anterior, es CFA charterholder.


 

Enrique Marazuela (EM): Muchísimas gracias, Teresa, por aceptar esta entrevista que nos permite adentrarnos en el mundo académico, algo no tan común para nuestros CFA charterholders.

Teresa Corzo (TC): Hola Enrique, muchas gracias. Es un honor para mí.

EM: Muestras desde muy pronto tu interés por el mundo académico pues nada más licenciarte comienzas tu doctorado en la Universidad de Navarra. ¿Qué especial atractivo tiene el mundo académico? Y como no es muy común entre los charterholders acometer su doctorado, cuéntanos, por favor, algo más de este proceso. ¿Cómo puede un doctorado contribuir a la trayectoria profesional de un charteholder?

TC: Cuando terminé la carrera, en el año 1992, había una crisis económica bastante intensa en España y después de realizar un par de entrevistas de trabajo infructuosas, decidí aceptar la oferta de hacer un doctorado y seguir estudiando. Esta oferta me permitía vivir ya por mi cuenta con una beca, y me ofrecía una estancia en el extranjero. Siempre me ha gustado estudiar, ver los temas en profundidad, saber los porqués. En mi casa había una habitación increíblemente llena de libros que era el despacho de mi padre. Mi padre era doctor, profesor de filosofía y, posiblemente, de ahí mi motivación docente. Así que supongo que crecí entre libros y familiarizada con los "ratones de biblioteca". Desde muy pequeña disfrutaba del placer de leer un buen libro.
El mundo académico a mí me resulta muy atractivo. Permite estar aprendiendo siempre, permite mantener la mente actualizada y activa, permite adentrarse en preguntas relevantes y tener un poquito de tiempo para encontrar respuestas. Permite buscar y encontrar verdades. Permite tener conversaciones muy interesantes con tus compañeros y colegas de profesión, y emprender proyectos de investigación que son divertidos a la par que interesantes.
Y además, y no por ir en segundo lugar menos relevante, permite transmitir los conocimientos a otra generación, algo que siempre es muy gratificante. Estar en contacto con la gente joven y tratar de transmitirles valores y conocimientos enriquece, refresca y llena de sentido la vida. Provee una misión clara. Adicionalmente podría decir que los universitarios son un público estupendo, están estrenando la vida, pero ya tienen algo de bagaje en el que anclar y ordenar los conocimientos. Son adultos jóvenes sin malear aún. ¿Qué más se puede pedir?

EM: Pese a ser licenciada y doctora estudias la certificación CFA. ¿Qué es lo que te atrajo de ella? ¿Le aporta algo a alguien con una formación con una base tan amplia como la tuya?

TC: cuando hacia mi posdoct en Anderson School (UCLA), un día sonó el teléfono, la secretaria del decano buscaba un profesor particular para ayudar con unos temas de finanzas a un grupo de alumnos del MBA. Acepté el empleo, que me condujo a ayudar a preparar unos cuantos temas de finanzas de la certificación CFA a unos candidatos. Así tome contacto con el CFA Body of Knowledge. Me sorprendió lo bien estructurado que estaba el temario, lo práctico que era y a la vez lo interesante y down to earth. También me llamó la atención el prestigio y la valoración que tenía en USA la certificación CFA, cuando yo en España no había oído a nadie hablar de ello (era el año 1998). Para alguien acostumbrada en aquel momento a los artículos de investigación resultaba una visión muy complementaria. Uno de mis alumnos decía, "esto sí que sirve para entender los mercados y no el doctorado, deberías sacártelo". Lo cierto es que, a mi regreso a España, cuando estaba trabajando en Renta 4 como gestora de fondos, encontré que mi jefe era un fan de la certificación CFA, que él mismo estudiaba, y nos animaba a todos a cursarlo y sacarlo, financiándonos los exámenes si aprobábamos curso por año. Era mi oportunidad de seguir aprendiendo y acepté el reto encantada. Era ya el 2001-2002.
Me aportó mucho. El certificado CFA es muy concreto, nada abstracto, es muy actual y es muy didáctico. Por ejemplo, la sistematización y el tratamiento de los temas de ética me parece buenísima. Sin elevarse, hablando el mismo lenguaje que los mercados. Me encantaron todos los temas relacionados con el trato con los clientes y los conflictos de interés, que luego las normativas MIFID han recogido e incluso ampliado. En fin, mi impresión es que estaba a la vanguardia y una vanguardia muy practica… Los estudios de doctorado tienen otra filosofía y otros objetivos, son más de profundizar, de enfocarse en un tema y llegar a entender una disciplina y a digerirla de tal modo que aportes algo novedoso, aunque sea muy pequeñito, a la ciencia.

EM: Eres decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de un centro como ICADE, donde muchos de nuestros charterholders estudiaron. La mayoría de nuestros charterholders y candidates son licenciados, esto es, del sistema antiguo. ¿Qué es lo que ha cambiado en la universidad? ¿Cuáles son las principales reformas que piensas implantar en ICADE durante tu mandato como decana?

TC: Empezaré por el final: no se trata de reformar porque creo que se trata de impulsar una Facultad que ya goza de mucho prestigio. Se trata de seguir avanzando en las líneas estratégicas trazadas, como son la internacionalización (y las acreditaciones) y nuestras apuestas por el grado en Business Analytics en sus combinaciones varias. Adicionalmente ICADE quiere ampliar la involucración de nuestros Alumni en la vida de la Facultad. El gobierno de la universidad es un gobierno muy colegiado entre el claustro (donde hay representación de alumnos), el decanato y el rectorado, con lo cual se da una continuidad a los proyectos y a la vez cada decisión lleva detrás mucho debate y reflexión previos.
En relación a que los charterholders son licenciados, seguramente la mayoría de los charterholders son del sistema anterior a Bolonia porque los graduados nuevos apenas llevan 6 promociones, con lo cual aún son bastante juniors; pero es probable que muchos estén ya en camino de ser CFA charterholders. Yo sí he observado un interés sostenido en la certificación CFA por parte de los alumnos de últimos cursos del grado.
Por otro lado, no olvidemos que en los últimos años la industria financiera ha sufrido una importante transformación que ha reducido el tamaño del sector pero ha creado otras oportunidades, como el auge en la distribución de fondos de inversión extranjeros, o la proliferación de gestoras nacionales independientes de los grandes grupos financieros, o las firmas especializadas de banca privada y de asesoramiento financiero donde la calidad en los conocimientos es lo que abre y crea oportunidades, y la certificación CFA, que está en la vanguardia de la formación, marca una diferencia reconocida globalmente, y se verá beneficiado por estas tendencias.

EM: Una de las preocupaciones de nuestros charterholders es continuar sus estudios de una manera compatible con su actividad profesional y en ese sentido nos demandan nuevas certificaciones posteriores a la titulación CFA, pero que esta sirva para eximirles de los conocimientos adquiridos en ella. En este sentido nuestros charterholders pueden acceder directamente al Level II de las titulaciones CAIA y CIPM, por ejemplo. ¿Cómo pueden atraer las universidades a estos profesionales? ¿Qué estrategias se deben implementar para fomentar el diálogo y explotar sinergias entre estos profesionales y la universidad?

TC: Enrique, la formación continua se ha convertido en uno de los motores de impulso de la sociedad, ya que permite a las personas en edad media seguir avanzando en su carrera profesional y adquirir las competencias y conocimientos que necesitan para adaptarse a un mundo que cambia muy rápido, y donde hay que estar preparados. Como bien sabes estamos en conversaciones para ver cómo podemos avanzar el CPD (Continuing Professional Development) de los Charterholders. Aquí tenemos varias iniciativas que confío en que culminen en los próximos años, desde la profundización en los estudios de ESG, hasta la extensión del doctorado industrial o la implantación de un doctorado profesional. Una reciente iniciativa en este sentido es nuestro diploma en Business Analytics diseñado para que los profesionales puedan cursarlo en 3 meses en fines de semana y orientado entender los fundamentos y herramientas clave de un área que se ha vuelto clave.

EM: Eres una gran conocedora de las Finanzas y nos gustaría que nos indicaras por dónde crees que avanzarán en los próximos años.

TC: ¡Enrique, esta es una pregunta trampa! No conozco tanto las finanzas, ni por supuesto tengo una bola de cristal. En mi humilde opinión, ganara fuerza la consideración del "factor humano", del impacto de la psicología, y de los avances en la neurociencia, en la economía y en los mercados financieros y se irán incorporando los postulados de las finanzas del comportamiento (behavioral finance). Unido a esto está claro que estamos en la era de la tecnología, del big data, y de los roboadvisors… así que será interesante ver como se resuelven estas intersecciones. Es sin duda una industria absolutamente necesaria para el desarrollo de nuestras empresas, instituciones, de nuestra sociedad, por lo que, aunque muy tensionada en la actualidad y habiendo sufrido una fuerte compresión en los últimos 10 años, seguirá desarrollándose y reinventándose a la vez.

EM: Eres consejera (board member) de dos sociedades. ¿Cómo ves el gobierno corporativo? ¿Está tan avanzado en España como en otros países anglosajones?

TC: Mi experiencia en los temas de gobierno corporativo es muy reciente como para responder a esta pregunta. Creo que el gobierno corporativo juega un papel clave en el actual entramado empresarial y también creo en la diversidad y en su aportación en los consejos. Diversidad en todos los sentidos. Mi impresión es que, como sociedad, estamos aprendiendo en temas de gobierno corporativo. Pero si bien los países anglosajones pueden ir unos pasos por delante, también están recorriendo este camino del aprendizaje en esta materia.

EM: Solemos pedir a nuestros charterholders que nos indiquen lecturas, videos en youtube, podcasts, etc. relacionados con el mundo de las finanzas que les atraigan, pero que tengan una aportación profesional también. Y otra cuestión, ¿qué nos recomiendas que hagamos para mantenernos al día en temas profesionales?

TC: A mi me gusta mucho "Nudge: improving decisions about health, wealth and happiness", de Richard Thaler, premio Nobel de Economia de 2017. Me gustan, y me parece que ganaran relevancia en el futuro, los temas relacionados con Behavioral Finance, como he dicho más arriba.
También recomiendo todos los años a mis alumnos algunos libros al acabar el curso y entre ellos siempre está el de Clayton Cristensen: "How will you measure your life?". Cristensen, profesor de Harvard Business School, es uno de los profesores mas citados y premiados por sus alumnos.
Otro autor del que me gusta casi todo es Robert Shiller, premio Nobel de Economía en 2013. Su libro "Finance and the good society" es otro libro inspirador.
Respecto a mantenerme al día en los temas profesionales leo sobre todo las publicaciones del CFA Institute: Financial Analyst Journal, y CFA Institute Magazine.
Y a diario intento leer el FT y a veces el Expansión. Ah! Y casi siempre ojeo la newsletter de Funds People.
En temas académicos tengo mis journals preferidos, el Journal of Finance es un must, y me gusta el Journal of Behavioral Finance.

EM: Teresa, además de una brillante profesional, eres también madre de cinco hijos. Cuéntanos cómo has compaginado tu trayectoria profesional con tu vida personal. ¿Es la universidad un lugar de referencia para la conciliación laboral? 

TC: Pues después de mis vueltas por el mundo, creo que la ​​​conciliación laboral es un tema que depende críticamente del tipo de persona que seas y de tu momento vital. Evidentemente las condiciones del entorno afectan, pero depende también de como seas tú. La universidad ofrece unas condiciones muy favorables para la conciliación, ya que sobre todo, y esto para mi es clave, te ofrece flexibilidad. Flexibilidad de verdad. Adicionalmente están las ventajas de periodos de vacaciones en Navidad y verano que, efectivamente son muy compatibles con las vacaciones escolares de tus hijos.
¡Pero trabajar, hay que trabajar! ¡Cuántos profesores corrigen exámenes y preparan clases en su casa en los fines de semana o escriben artículos durante las vacaciones! Decía un catedrático americano con el que estudié que los académicos vocacionales nunca desconectan, siempre están con algo para leer o escribir entre manos… ¡nunca cierras la puerta y se acabó! Pero no te importa porque tu profesión es tu pasión.
Cuando nació mi segunda hija me ofrecieron un trabajo (de jornada reducida 30 horas/semana) en ICADE y me encajó muy bien, ya que quería dedicarles más tiempo a mis dos niñas pequeñas. Posteriormente, y después de 5 años en esa situación, y de que ya hubieran nacido los cuatro mayores, sentía que quería volver a dar más en mi trabajo y volví a trabajar a jornada completa (esta es una flexibilidad real de la universidad), y poco a poco me fui implicando más en la investigación y en los procesos de gestión académica. La verdad es que mi trabajo me encanta y me considero muy afortunada por ello. Yo soy una persona que tiende a enredarse y a implicarse y al final como me gusta y veo el sentido, dedico muchas horas a mi trabajo. Por eso decía que depende también del tipo de persona que seas.
Como madre que trabaja fuera de casa estoy en "constante búsqueda del equilibrio" y la armonía en mi vida. A veces esta tensión me recuerda a las lecciones de macroeconomía y del equilibrio inestable, que para cuando llegabas a él, ya se movía alguna variable y había que seguir buscándolo…​​
TeresaCorzo2.JPG


 

EM: Cuéntanos también aficiones, lecturas favoritas, deportes, etc.

TC: La verdad es que ahora mismo tengo poco tiempo libre. Si tengo algo, me gusta leer, en este momento de mi vida sobre todo ensayos, y me gusta el buen cine. Pero antes de leer un libro y de ver una película selecciono dos o tres referencias críticas, ya que quiero usar bien el poco tiempo que tengo.
Una de mis autoras favoritas es Svetlana Alexievich, premio Nobel de literatura 2015. Su libro "voces de Chernobyl" me impactó tanto que luego me he leído casi toda su obra.
Me gusta la natación cuando puedo practicarla, y desde luego entre mis grandes aficiones están el campo y los animales. Me gusta la naturaleza (más que las ciudades) y disfrutar de ella siempre que puedo.

EM: Muchísimas gracias, Teresa, por tu contribución y enhorabuena por tu puesto como decana. Seguiremos contando contigo y con ICADE para proyectos futuros que serán interesantes para ambas instituciones.

TC: ¡Gracias a vosotros Enrique!​

TeresaCorzo3.JPG